Casualidades del destino: una noche en el seminario

6 Ago

Anochece desde el seminario de Namur

Otro de los inconvenientes de tan sabia planificación y de haber decidido desconectar el roaming y el acceso a internet durante los cuatro días que voy a estar en Bélgica es la del alojamiento. Y aunque uno tenga idea de donde quedarse… puede ser que acabe donde nunca hubiese pensado.

No piensen mal.  No digo esto por  haber terminado en algún sitio indebido. Sino más bien todo lo contrario. A mi llegada a Namur volví a enfrentarme a mis fantasmas idiomáticos y, contando con la dirección que yo buscaba estaba un poco fuera de la ciudad, la cosa se ponía aún más difícil.

Tras varios intentos infructuosos, al final tuve una conversación en algo así como esperanto que paso a transcribir lo más fielmente posible.

Yo: Bon Jour… S’il vous plaît

Francesco: Oui

Yo: La direcio “……” S’il vous plaît

Francesco: La institution?

Yo: No.. le Hotel.

Francesco: Italiano?

Yo: No. Espaniol.

Francesco: Ce peregrinage?

Yo: Sí. A Jacques de Compostel a la Espagna.

Francesco: Ohh.. ouioui… tu volare dormir en el seminario?

Yo: Mmmm.. se posible?

Francesco: algo así como “Si eres peregrino encantados de recibirte….acompáñame!

 

Seminario de Namur

Y así fue como terminé la jornada en el Seminario Diocesano de Namur. Primero he de agradecer la hospitalidad, pues nada más llegar, sin conocerme y sin pedir acreditaciones de ningún tipo se me ofreció habitación, cena, desayuno y todo lo que un peregrino en bicicleta puede desear al final de un largo día camino.

Los seminaristas estaban de vacaciones y había muy poca gente en un edificio sinceramente impresionante. Ya en el comedor, además de Francesco conocí a otro seminarista procedente de Benim, Frank, quien durante la conversación resultó haber sido vecino mío en Colonia durante varios años en el Severinsviertel. Y de casualidad, conocíamos a bastante gente en común. Qué ironías tiene el destino… ¿No es cierto?

En definitiva, como digo me gustaría agradecerles su hospitalidad para con un desconocido y sobre todo también agradecerles los momentos de gran conversación que tuvimos. Algo que hoy en día no hace cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: